Belleza y glamour

Cuando se menciona boudoir pensamos de inmediato en bellas mujeres en lencería en un dormitorio. Si somos fieles a la definición de la palabra sería correcto por eso yo prefiero hablar de fotografía sensual o fotografía de glamour. La sensualidad es ante todo una actitud que se insinúa en los movimientos, las expresiones, la forma de caminar, de sentarse, en la voz… y especialmente en la propia confianza.

Cada sesión es única y se adapta a la forma en que cada una se ve atractiva y sensual. Hay una sola norma común: vive la experiencia disfutando al máximo y sobre todo diviértete. Si la cumples el resultado será una colección de fotos impresionantes que querrás mostrar a todas tus amigoas.


Cómo han vivido la experiencia…


Susana
(39)

Gracias por la sesión de fotos en la que has conseguido plasmar mi estado de ánimo, lo orgullosa que estoy de mí en una edad maravillosa de la mujer. He estado muy a gusto y confiada. Muchas gracias.

Presentado en formato revista con el título “Edad Maravillosa. Mi felicidad en imágenes.”

 

Espe (52)
Llevaba tiempo imaginando, pensando y queriéndome hacer un álbum de fotografías Boudoir, pero creía que ya no tenía edad, que este tipo de fotografías sólo se las hacían las modelos y chicas jóvenes, mas jóvenes… más guapas… más seguras de su aspesto…. Entonces descubrí a Carlos, fotógrafo con experiencia en este tipo de fotografías, me explicó su trabajo y pensé, adelante, porque no?

Ha sido muy divertido y emocionante,,. emocionante porque sentí muchas emociones antes, durante y después de la sesión. Prepararme para la ocasión fue muy divertido y positivo. Hacía tiempo que no me cuidaba de forma tan serena y exquisita, que no me arreglaba con tanto esmero como lo hacía antes, no existía un propósito concreto para ello y siempre con el tiempo justo que impedía mimarme como merecía. Quería que todo saliera perfecto (soy bastante perfeccionista).Volví a recordar tiempos pasados, en cierto modo me estaba redescubriendo, y a media que lo hacía cada vez me sentía mejor, más mujer, más yo. Sentí nervios, no sabía si iba a estar a la altura… La sesión fue distendida, Carlos me trasnmitió complicidad y la seguridad suficiente para saber que todo iba a salir bien y así fue. Enseguida me relajé y fue muy facil, más fácil de lo que me había imaginado .Íbamos viendo el trabajo, corriengiendo alguna pose… quedé encantada, la verdad.

 

Eva (42)

Desde que cumplí los 40 era mi sueño hacerme una sesión de fotos así, sensuales, elegantes, acariciando el erotismo que a menudo algunas mujeres creemos perdido y necesitamos reafirmarnos en él sintiéndonos atractivas al llegar a cierta edad, cuando la vida, los hijos u otras circunstancias pasan factura a nuestros cuerpos…
Por fin me decidí, venciendo pudor, timidez, complejos….
Tanto Carlos como su ayudante me hicieron sentir muy cómoda, relajada y tranquila y fue más fácil de lo que me tenía….

A la vista está el resultado de un magnífico trabajo profesional y bien hecho… y yo feliz con mis preciosas fotos…Más de lo que imaginaba…

Mi sueño cumplido ¡Gracias Carlos!

Presentado en formato revista con el título “Acariciando el erotismo. El sueño de Eva”

 

María (53)
Cuando me hablaron de este tipo de fotografía, pensé que era algo exclusivo de mujeres con cuerpos esculturales y caras perfectas. Me he divertido más de lo que esperaba, no solo la sesión, sino los preparativos, como…. pensar lo que me iba a poner, cómo me quería colocar, vestirme, peinarme…..en fin, todos esos detalles. Tengo que confesar que me sentí tensa y nerviosa al comienzo, pero con los minutos me fui relajando, yo creo que es importante hablar con el fotógrafo, indicarle que poses te gustan o con cuales te sientes más cómoda, y luego, por supuesto, dejarte aconsejar y dirigir. El resultado ha sido muy bueno, mejor de lo que esperaba inicialmente, y me he dado cuenta que cualquier mujer puede ser la protagonista de fotografías sensuales realmente bellas.