Éxodos de Sebastiâo Salgado

Éxodos. Sebastiâo Salgado
Éxodos. Sebastiâo Salgado
Ver fotografías en Internet está muy bien pero no hay nada como verla y impresa en papel de calidad o en un buen libro. Este es uno de los motivos por los que prefiero tener en los estantes de mi biblioteca libros de fotografías. No olvidemos que por muy bueno que sea un monitor siempre está limitado a una limitada gama de grises y colores, mientras que en una fotografía impresa en buen papel dispondremos de toda su gama. Además, y esto es muy importante, casi nadie tiene calibrado su monitor por lo que cada uno ve la imagen con tonos y colores distintos. Haced la prueba comparando la misma imagen en el monitor del ordenador y en la pantalla del móvil ¿se parecen? En mi caso tengo un monitor calibrado en el que edito las fotografías pero al verlas en cualquier otra pantalla no calibrada pierde gran parte de mi trabajo de revelado con lo que las imágenes pierden información que puede ser relevante.

Comentaba más arriba que mi biblioteca tengo libros de fotografías y repito, digo “de fotografías” no libros de fotografía o sobre fotografía. Hago este comentario porque no me refiero a libros de técnica, que también tengo aunque menos, sino a libros en los que se ven fotografías de uno o varios autores, monográficos especialmente sobre fotoperiodismo y fotografía documental. La explicación es sencilla y ya la he anticipado en el párrafo anterior. Las fotografías hay que verlas en papel, en buen papel y para ello nada mejor que una impresión en papel fotográfico o en un buen libro impreso sobre papel de alta calidad.

Por supuesto también es recomendable tener libros de técnica fotográfica aunque hoy en día quizá encuentres toda la información en Internet. Los que comenzamos con la fotografía química (horror eso de llamarla analógica) no teníamos más remedio que tirar de libros y manuales.

Otro aspecto de mi biblioteca que a muchos llama la atención es que junto a los libros de fotografía tengo libros de pinturas, no muchos, pero si los algunos clásicos, La respuesta a esta duda que le asalta a más de uno es sencilla. Cuando aprendía fotografía no existía Internet ni muchos manuales sobre técnica fotográfica por lo que había que aprender tirando de la pintura ejercicio que recomiendo pues se aprende mucho más de lo que uno piensa.

Todo este preámbulo viene a que os quiero recomendar un libraco para “disfrutar” de fotografías de Sebastiâo Salgado. Se titula Éxodos. He entrecomillado la palabra disfrutar por una sencilla razón, lo que muestran las imágenes es horrible y por desgracia sigue siendo el pan nuestro de cada día. La mayoría de las imágenes tienen una calidad estupenda teniendo en cuenta el trabajo de campo llevado a cabo. Otras tienen una calidad realmente mala pero como digo hay que tener en cuenta las condiciones en las que se han realizado y que es un trabajo documental de campo no en estudio. No es tarea sencilla documentar determinados temas con escenas en movimiento y con muy poca luz aunque emplees forzada.

Publicado en las categorías Blog con las etiquetas