Forzando las películas de antaño

Pelicula química
Pelicula química
El anterior artículo me hizo recordar aquellos tiempos en los que empleábamos trucos para aumentar la sensibilidad de la película cuando no teníamos o no había película de la sensibilidad adecuada. La más empleada era la Kodak Tri-X de 400 ISO (ASA para los más antiguos).

Realmente no hacíamos nada del otro mundo. EL truco consistía en subexponer la película en dos pasos. Es decir, se empleaba como si fuera de 1600 ISO (en casos extremos incluso he tirado a 3200 ISO) y forzar el revelado. Forzar el revelado no es otra cosa que revelar durante mayor tiempo. Esta técnica también se empleaba en los revelados de las diapositivas.

Lo habitual es que revelara yo mismo mis películas pero durante mi paso por Efe si no me quedaba otra que ir al laboratorio de la calle Espronceda y les pedía que forzaran un Ektachrome me ponían muy mala cara y eso que estaban acostumbrados. Pero bueno lo hacían que era lo importante.

En lugar de comprar rollos de 36 exposiciones comprábamos bobinas de cien metros, si no recuerdo mal, y montábamos nosotros los chasis. Siempre iba con unos manguitos para poder cortar o cambiar la película, tubos vacíos para guardar la peli cortada de la cámara y expuesta y un rollo de celo para fijar la tapa y que no saltara. Por supuesto tenía una colección de chasis vacíos para rellenar. Eran sin duda otros tiempos.

Me queda alguna bolsa antigua en la que aun están las sujeciones para los rollos de película. Ahora llevo un carpetita con cremallera en la que hay varios espacios para las tarjetas. Igualito que antaño.

Publicado en las categorías Blog con las etiquetas