Cinco razones por las que debes contratar a un fotógrafo profesional

Con la proliferación de cámaras digitales, móviles y tablets con cámara es habitual ver en todo tipo de eventos personas con uno de estos chismes haciendo fotografías cual reportero gráfico.

Personalmente no tengo nada en contra de que la gente haga fotografías donde quiera y le dejen. Pero desde el punto de vista profesional creo que medir con el mismo rasero la imagen tomada por un profesional con la de un aficionado con un equipo amateur y con unos conocimientos de fotografía básicos no es la forma más adecuada de obtener buenos resultados.

Así que me he tomado la molestia de hacer un listado con cinco razones por las que es preferible contar con un fotógrafo profesional y no ir al simple ahorro de costes del todo gratis.

  1. El fotógrafo profesional entrega un trabajo de alta calidad con una buena relación calidad – coste.
  2. El fotógrafo profesional invierte mucho tiempo y dinero en formación y se preocupa por estar al día en nuevas tecnologías y métodos asociados a su profesión.
  3. El fotógrafo profesional tiene experiencia por realizar varios trabajos a diario por lo que es  creativo y resolutivo e intenta marcar la diferencia mejorando su trabajo cada día.
  4. El fotógrafo profesional realiza una gran inversión en maquinaria y tecnología que garantiza un resultado de alta calidad. Como en todo negocio serio y responsable, el fotógrafo profesional mantiene su equipo actualizado y en perfectas condiciones.
  5. El fotógrafo profesional cobra por su trabajo porque respeta lo que hace y se toma en serio su profesión.

Además de los puntos mencionados, es importante destacar que el fotógrafo profesional está dado de alta en el IAE, paga las cuotas de la Seguridad Social y realiza sus declaraciones a la Hacienda Pública. Y como todo profesional afronta unos gastos de mantenimiento, seguros, comunicaciones, etc.