Copiar es falta de creatividad

Me sorprende lo poco que tarda la gente en copiar algo que le gusta. Hablo concretamente de la manera de procesar una fotografía. No afirmo ni mucho menos que yo haya inventado un nuevo proceso y que alguien me plagie. Me refiero a la poca creatividad que tiene la gente para crear por sí mismo un estilo propio a base de investigar, de probar, de equivocarse y de ir mejorando en cada fotografía.

La diferenciación en la fotografía puede y debe ser tanto en el momento de la toma como en el procesado o edición de la imagen. Copiar es el recurso más sencillo y menos creativo con el que contamos. No dice nada de uno mismo.