Copias de seguridad de las fotografías

Copia de seguridad
Copia de seguridad
Me sorprende ver como se gasta cientos, incluso miles, de euro en adquirir material para obtener fotografías con la mejor calidad para almacenarlas en discos duros. Me sorprende porque lo habitual es quedarse aquí sin pensar que los discos duros son componentes eléctricos y mecánicos que tienen la fea costumbre de estropearse de vez en cuando.

Veo como muchos aficionados y algún que otro profesional se limita a atesorar sus fotografías en un único dispositivo de almacenamiento normalmente externo y considerar que con este proceder ya tiene asegurado por siempre sus ficheros de imágenes. Siento decir que no es así. Mi experiencia me dice que los discos terminan por fallar bien por errores de software o lo más común por fallos en el hardware.

La solución a esta situación de incertidumbre es sencilla, realizar copias de seguridad de los archivos. Esto quiere decir que hay que tener al menos un disco con los archivos y un segundo archivo que contenga exactamente lo mismo que el primero.
La manera más económica de disponer de un sistema de copia de seguridad o backup consiste en tener dos discos duros externos y copiar en uno lo que hay en el otro. Cuando se tienen pocos ficheros se puede manejar pero se complica cuando la colección de fotografías crece. En este caso habría que pensar en algún sistema que mantenga ambos discos sincronizados. Esta solución es algo más cara pero mucho más fiable.