Limpiar los objetivos

¿Has limpiado alguna vez tus objetivos con tu camisa? ¡No lo hagas! Esto sólo extenderá la suciedad y rayará el cristal. En su lugar, lleva contigo siempre un paño para limpiar objetivos (lo puedes conseguir en tu establecimiento fotográfico de confianza) y úsalo para tener tus objetivos limpios. Sopla el polvo o la arena en primer lugar con un cepillo de aire, así no los machacas por la lente. No uses aire comprimido, ya que podría dañar tus lentes.