Pagar por concursar

Cada día hay más concursos de fotografía en los que se debe abonar una cantidad de dinero para poder participar. Desde mi punto de vista, un negocio más montado alrededor de la fotografía que no beneficia a los autores. En el otro extremo, concursos por votación popular en los que ganan los que mejor se mueven en las redes sociales aunque presenten imágenes pésimas. En el centro hay concursos que sólo pretenden quedarse con las fotografías sin abonar nada a cambio. Nunca me han gustado los concursos. He participado y ganado alguno aun así no me gustan. Por supuesto hay concursos serios y que merecen la pena. Cada día menos.