Trípode de viaje

Rollei Traveler Compact Nº 1 Carbono
Rollei Traveler Compact Nº 1 Carbono
Llevaba tiempo barajando la posibilidad de adquirir un tercer trípode a la colección. Quería un trípode que se pudiera guardar en una mochila pequeña y fuera lo suficientemente robusto para aguantar mi cámara y un objetivo medio, en total serían unos 2 a 2,5 kg de peso. Evidenteente este peso lo debía soportar tanto el trípode como la bola.

Después de mirar mucho, comparar características y leer las opiniones de otros fotógrafos me decidí por el Compact Traveler Nº 1de fibra de carbono.

Debo decidir que cuando lo recibí me entusiasme de inmediato. Entraba a la perfección en mi pequeña mochila de viaje. Primer punto a mi favor. Realicé varias pruebas y, aunque el trípode no es precisamente la robustez personificada, para el cometido que le voy a asignar creo que dará la talla. La bola es la que no me convence. El fabricante asegura que soporta hasta 8 kg, lo que en realidad serían unos 4 kg. Aun así n soporta del todo los 2,5 kg que le he puesto. La bola, al no aguntar el peso cede y la cámara se cae normalmene hacia el lado del objetivo. En principio se resuelve apretando con fuerza pero con toda seguridad al cabo de poco tiempo el tornillo cederá y tendré que sustituir la bola por otra más fiabe.

El trípode viene con llavesallen y las necesarias para convertir el trípode en monopie. Además trae una funda, una correa de soporte y una pequeña bola para fijar el monopie en el cinturón o transportarlo.

Si tengo en cuenta que quería un trípode de oco peso (no llega al kg) y que plegardo ocupara el menor espacio posible (33 cm) para poder transportarlo en una mochila el trípode es el adecuado. Mi única pega es la bola que no soporta totalmente el peso que debiera.